Blogia
Máximo Kinast Avilés

EDUCANDO A BACHELET

Por Germán Westphal Montt

Cuando Bachelet promulgó su Ley General de Educación (LGE), "Explicó que esta ley, fruto del trabajo de la Comisión Asesora Presidencial para la Educación y que recoge las demandas emanadas de la movilización estudiantil secundaria del 2006, ’regula derechos y deberes de los integrantes de la comunidad educativa, fija los requisitos exigibles en cada nivel educativo y además regula el deber del Estado de velar por una educación de calidad’." ( http://www.chile.com/secci ones/ver_seccion.php?id=11 3146 ).

Si lo que Bachelet afirmó en aquella oportunidad hubiera sido cierto en cuanto a que su ley incorporaba las demandas de los pingüinos, hoy los estudiantes no tendrían razón para estar movilizados pues sus demandas son exactamente las mismas de los pingüinos.

En los hechos, la LGE actualmente vigente fue consensuada entre su gobierno y la oposición de la época. Además, Bachelet, a pesar de toda la popularidad que tenía, nunca explicó abiertamente y de cara al país lo que quería hacer en educación, en un intento para doblarle la mano a la oposición. En vista de estos hechos, su explicación de hoy no sólo resulta extemporánea sino que oportunista.

En cuanto a su afirmación de que "Hoy día Chile tiene una enorme oportunidad de mejorar el sistema educacional", demuestra que habla por hablar oportunísticamente porque hoy tanto oposición como gobierno están prácticamente en empate en el congreso y las iniciativas que involucran financiamiento son de iniciativa del Ejecutivo, como ella bien sabe. Desde el punto de vista puramente institucional, las posibilidades de llevar a cabo una auténtica reforma educacional son incluso menores que durante su gobierno. Sólo están la fuerza y voluntad de los estudiantes y la vasta opinión ciudadana que los apoya en sus demandas.

Por último, nótese una vez más el reformismo de Bachelet cuando habla de "una enorme oportunidad de mejorar el sistema". En otros términos, lo mismo de los 20 años concertacionistas: mejorar lo que hay, mejorar el sistema educacional, mejorar el sistema de salud, mejorar el sistema neoliberal, pero sin tocar sus bases, una manito de gato por aquí y por allá y ya! Tal vez unos bonitos para mantener a la gente contenta! En cuanto a esto, los estudiantes y profesores han sido claros! Lo que se necesita es cambiar todo. Tanto el gatopardismo de Bachelet, como el del gobierno actual, simplemente no tienen cabida en el Chile de hoy.

  

¡Bachelet emula a Pinochet!

“Yo creo que la gente que vive fuera del país no tiene por qué entregar recetas [...]” (Declaración en Suiza. Octubre 7, 2011)


Si es así, ¿en qué quedó el voto de chilenos en el exterior? 

¿Todos los chilenos en el extranjero debemos inhibirnos de opinar sobre lo que queremos para nuestra patria?


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres