Blogia
Máximo Kinast Avilés

Lucro en la educación: en todos los sitios se roban habas

 

Escribe Luis Casado – 09/08/2011

 

¿Cómo era el cuento? ¡Ah!, el lucro garantiza la calidad del servicio, visto que “No es de la bondad del carnicero, del vendedor de cerveza y del panadero que esperamos nuestra cena, sino del cuidado que aportan a sus intereses. Nosotros no nos dirigimos a su humanidad, sino a su egoísmo” (Adam Smith).

 

De ahí parte toda la teoría económica del capitalismo y por consiguiente, para que los mercachifles de la educación hagan bien su trabajo, es necesario invocar su egoísmo y cuidarles el lucro. Hasta ahí la teoría. En la práctica las cosas son un poquillo diferentes, mira ver. El New York Times de hoy publica un gran titular que dice:

For-Profit College Group Sued as U.S. Lays Out Wide Fraud 

 

Dicho en cristiano es algo así como “Al descubrir un gran fraude, los EEUU se querellan contra un Grupo Educacional con afán de lucro”. Ni más, ni menos. El diario neoyorquino se explica: “El Ministerio de Justicia y cuatro Estados interpusieron una multimillonaria querella este lunes en contra de Education Management, la segunda más grande empresa educacional con afanes de lucro de los EEUU, alegando que no debiese haber recibido 11 mil millones de dólares de subsidios Federales entre julio 2003 y junio 2011”.

 

Estos valientes empresarios, estos amigos del riesgo, no mueven un dedo, sobre todo en educación, si no reciben un buen billete del Estado del que tanto critican la “ineficiencia”. Ellos son eficientes. En el robo.

 

Esta es una de muchas querellas similares contra la creciente industria de la educación con afán de lucro”, dice el NYT, pero la primera en que el Estado Federal apoya a quienes denunciaron una empresa que ha violado sistemáticamente las leyes pagándole a sus reclutadores en función del número de alumnos que enrolan. “Enrolar” es la palabra: los tipos inscriben estudiantes sin tomar en cuenta ni su nivel de estudios, ni sus calificaciones, ni su potencial para finalizar los estudios que paga el Estado Federal. Como trabajan a comisión, su única preocupación es “enrolar” clientes. La misma de su patrón, Education Management, que cobra por alumno.

 

La gravedad y la profundidad del fraude es sorprendente”, dice Harry Litman, abogado en Pittsburgh y ex fiscal Federal, que es uno de los querellantes. “Abarca toda la empresa, -desde el nivel más bajo en más de 100 instituciones, hasta la más alta dirección-, y representa prácticamente todos los ingresos que la empresa recibió desde 2003”.

 

Education Management, basada en Pittsburgh y de cuyo capital Goldman Sachs controla el 41%, enrola cada año unos 150 mil estudiantes en 105 escuelas que operan bajo cuatro nombres: Art Institute, Argosy University, Brown Mackie College y South University.

 

El gobierno Federal intenta impedir que empresas inescrupulosas enrolen estudiantes sólo para cobrar el subsidio. La querella contra Education Management estipula que todos los subsidios corresponden a un enrolamiento inescrupuloso y el daño al erario público puede llegar a 33 mil millones de dólares. Desde 1986 el gobierno Federal ha recuperado más de US$ 25 mil millones de subsidios que habían cobrado ilegalmente las farmacias (mira, mira…), los hospitales privados (mira, mira…) y los proveedores del ejército (mira, mira…).

 

Habida cuenta de su explosivo crecimiento, las empresas de educación con afanes de lucro (que reciben actualmente un 10% de los estudiantes de la enseñanza superior pero reciben el 50% de los subsidios) se transforman en un terreno ideal para tales fraudes. Según el texto de la querella, Education Management recibió US$ 2 mil 200 millones de ayuda Federal en el año fiscal 2010, lo que representó 89,3% de sus ingresos netos.

 

La querella también precisa que Todd Nelson, Gerente General de Education Management, había dirigido antes la Universidad de Phoenix, en donde también había cometido fraudes: la universidad le pagó una multa de casi diez millones de dólares al Ministerio de Educación que encontró que Phoenix había violado “sistemáticamente e intencionalmente” la leyes federales al reclutar estudiantes.

 

El presidente del Directorio de Education Management es Jock McKernan, ex Gobernador del Estado de Maine. Jock McKernan es casado con la Senadora Olympia J. Snowe, republicana, que en el 2010 poseía entre 2 y 10 millones de dólares de acciones de la empresa.

 

Cualquier parecido con lo que ocurre en Chile, no es pura coincidencia.

 

 

 

Louis Casado

Editor de "Politika" - www.laizquierda.cl

“La Izquierda designa a quienes no admiten ningún derecho a veto por sobre la voluntad del pueblo soberano”.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres