Blogia
Máximo Kinast Avilés

Dios ciega a quienes quiere perder…

Escribe Luis Casado – 07/08/2011

LogoNuevaCONSTI

Así dice un proverbio que no hace sino coagular en palabras la sabiduría popular que surge de la experiencia. Cuando se examina el comportamiento de lo que queda de este gobierno y sus apoyos, el proverbio te toma el cerebro por asalto. “Dios ciega a quienes quiere perder”, comenzando por estos pechoños que se golpean el pecho muy a menudo y apalean a los estudiantes todos los días.

 

Carlos Larraín, presidente de RN, hace declaraciones que demuestran que Nuestro Señor le quitó lo poco que le quedaba de juicio: "Amigos, hay mucho que hacer, seamos hombrecitos o mujerazas, como quieran ustedes ponerlo. No nos va a doblar la mano una manga de inútiles subversivos, que están instalados muchos de ellos, desgraciadamente, en un Parlamento, que no supimos ganar” (sic).

 

Desprovisto de cerebro por obra y gracia de la Santísima Trinidad, este menda desvaría. En su bestiario personal hay “hombrecitos” de un lado, y “mujerazas” del otro. O sea boluditos pequeños, insignificantes, ¿impotentes tal vez?, el tipo de chato que suele servir a los poderosos, visto desde el punto de vista de los poderosos: “un hombrecito vino a regar el jardín”. Y tías copiosas, abundantes, ¿callipygian tal vez?, exuberantes, cuantiosas en todo. Dan ganas de entrar en RN, ¡no te jode!

 

Aparte la sanción divina que lo priva de inteligencia, este Carlos Larraín está muy estropeado del cucumelo porque despotrica contra “una manga de inútiles subversivos”. Cuestión “manga de inútiles” de seguro pensaba en Piñera y sus caricaturales ministros. Pero… ¿subversivos no será mucho? Puede que compare con nostalgia el burdel de hoy con los tiempos calmos y lucrativos de un Ricardo Lagos. Lo curioso es que sitúa a muchos de los subversivos en el Parlamento. ¿Inútiles subversivos en el Parlamento? ¿A quién se refiere? Tanto la Cámara como el Senado están poblados de chatos designados a dedo mediante el sistema binominal que impuso la dictadura que contó con su simpatía. Más de veinte años de consenso con los “inútiles subversivos”, ¿Y ahora se queja?

 

La explicación de todo esto es simple. Como te decía, Dios ciega a quienes quiere perder. Y a este menda además le remplazó los lóbulos parietales por el cerebro de los Shadoks, que como es sabido tiene una capacidad extremadamente limitada. Un cerebro de Shadok (y ahora de Carlos Larraín) dispone de solo cuatro casillas de las cuales más de la mitad están tapadas. Cuando un Shadok quiere aprender alguna cosa, tiene que olvidar otra. Por ejemplo, si el Shadok aprende a andar en bicicleta, olvida como caminar. Es lo que le ocurre a Carlos Larraín. Para acusar al prójimo de “subversivo” tuvo que olvidar que ese era el lenguaje de la dictadura. O sea se descubrió por completo, quedó al desnudo, abrió su alma.

 

Con los “subversivos”, sean o no sean inútiles, hay sólo un modo de tratar: la represión. Y Carlos Larraín dice estas barbaridades justo en el momento en el que el gobierno que apoya, su gobierno, acojonado con la masividad de las manifestaciones ciudadanas ofrece desesperadamente un diálogo para el cual no está preparado ni tiene soluciones. La explicación de los desvaríos de Larraín y este gobierno siguen reposando en Dios y en los Shadoks. Larraín y Piñera, como los Shadoks, disponen de una filosofía binaria y estiman que “Si no hay solución, quiere decir que no hay problema”.

 

La mala noticia es que Dios no cegó sólo al presidente de RN. Eduardo Frei también fue alcanzado por la cólera divina. En Buenos aires declaró: “Chile está al borde de la ingobernabilidad” (sic). Uno se pregunta si quiere entrar al Partido de Izquierda (PAIZ) que diagnosticó la crisis institucional en noviembre de 2009… En una de esas a Eduardo Frei el buen Dios no lo ha cegado, pero le envió lo que tanto le faltaba: una crisis de lucidez.

 

La que definitivamente tiene comunicación con el más allá es Carolina Tohá, que declaró: "Un quinto gobierno de la Concertación estaría frente a un conflicto similar". Se ve que a Carolina no le puedes ocultar nada, pero tanto mérito no tiene: ella contribuyó a crear las condiciones de la explosión.

 

Uno se dice que por fin el Altísimo se decidió a echarle una miradita a la copia feliz del Edén, y visto lo que vio le vinieron ganas de golpear cacerolas.

 

 

Politika

www.laizquierda.cl 

La Izquierda designa a quienes no admiten ningún derecho a veto por sobre la voluntad del pueblo soberano

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres