Blogia
Máximo Kinast Avilés

CUBA:CASTIGO A LA DIGNIDAD

VIERNES, 1 DE NOVIEMBRE DE 2013

Cuba: Castigo a la dignidad

Carlos Angulo Rivas (especial para ARGENPRESS.info)

La votación en la Asamblea General de las Naciones Unidas, máximo organismo de la comunidad internacional, con relación al bloqueo político, económico y comercial, contra Cuba, no fue una sorpresa sino la ratificación de un deseo casi unánime en oposición a una inaudita ofensa al mundo civilizado y a la democracia.

Las contundentes derrotas de Estados Unidos en 22 años consecutivos no le importan al gobierno de Washington ni a Barack Obama, pues el bloqueo continuará impertérrito, abusivo y desafiante.

El martes pasado se consumó en la ONU, una vez más, la torpe violencia de la infamia contra la dignidad de un pueblo en lucha permanente por la justicia social, y fue cuando a pesar de la confirmación de la demanda del fin del bloqueo impuesto a Cuba, Estados Unidos e Israel se volvieron a atribuir un ilegal veto sobre la aplastante mayoría de 188 de los 193 países miembros de la Asamblea General votando a favor de Cuba contra sólo dos miembros. Y aquí ya no se trata de Cuba, país independiente y soberano, sino de la dictadura totalitaria global de Estados Unidos y su satélite del medio oriente, Israel; se trata, además, de la absoluta inoperancia de la Organización de las Naciones Unidas-ONU que no tiene forma de validar sus resoluciones, en este caso, imponiendo sanciones a los países que no las cumplen.

Si observamos el comportamiento unilateral del gobierno de Estados Unidos desde las invasiones de Corea, Vietnam, Yugoslavia, Afganistán, Irak, Libia, Palestina, Siria, etc. y las amenazas en Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, no exageramos al decir que nos encontramos frente a una dictadura totalitaria global. Y esto es así por cuanto Estados Unidos manipula y usa a la ONU cuando favorece a sus intereses económicos y geopolíticos de guerras de rapiña y dominación global; y hace caso omiso de las resoluciones de este organismo representativo de la Comunidad Internacional cuando se censuran las extralimitaciones de las que piensa tener derecho por ser la superpotencia hegemónica en el mundo; vemos, pues, que con esta conducta cínica e impávida el proceso democrático al interior de la ONU resulta ser una burda caricatura.

De espaldas al mundo el bloqueo de Washington calificado por los delegados a la Asamblea como prohibido por el Derecho Internacional y la Carta de las Naciones Unidas continuará con las características genocidas e inhumanas de la revancha contra un pueblo pacífico que nunca quiso doblegarse. Esta arbitrariedad imperial significa para el gobierno de Barack Obama un castigo ejemplar contra la dignidad, similar a la ejercida con la prisión de los Cinco Héroes cubanos antiterroristas.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, al hacer uso de la palabra denunció con datos precisos la intensificación de las sanciones por parte del gobierno de Barack Obama, exponiendo que el inhumano bloqueo mantenido por más de medio siglo ha causado daños económicos terribles en Cuba, estimados moderadamente en más de un billón 157 mil millones de dólares, es decir, más de un millón de millones. “Los daños humanos que produce el bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos impuesto a Cuba son incalculables. Provoca sufrimientos y constituye una violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos. El 76% de los cubanos han vivido bajo sus efectos devastadores desde su nacimiento. El bloqueo se califica como un acto de genocidio, según el artículo II de la Convención de Ginebra de 1948 para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio; y también como un acto de guerra económica, de acuerdo con la Declaración Relativa al Derecho de la Guerra Marítima adoptada en 1909” afirmó el jefe de la cancillería cubana.

En su enérgica intervención Bruno Rodríguez enfatizó: “Nuestra pequeña isla no es una amenaza para la seguridad nacional de la superpotencia. Entonces, ¿por qué los norteamericanos no pueden acceder a productos cubanos de primera calidad, a nuestros medicamentos de última generación? ¿Por qué sus empresarios pierden oportunidades? ¿Por qué no se abren negocios que crearían empleos en tiempos de crisis? ¿Por qué las compañías norteamericanas no pueden acceder a la nueva Zona Especial de Desarrollo del Mariel? Las sanciones permanecen intactas y se aplican con todo rigor. No es un asunto bilateral. El bloqueo es agresivamente extraterritorial y una violación del Derecho Internacional que lacera la soberanía de todos los Estados. Es una trasgresión de las normas internacionales de comercio y de la libertad de navegación. La cruel inclusión de medicinas y alimentos quebranta el Derecho Internacional Humanitario. Es un acto hostil y unilateral que debe cesar unilateralmente” –dijo el canciller.

No cabe la menor duda, el rechazo universal al bloqueo contra Cuba por parte de Estados Unidos no es sólo una cuestión de simpatías por un país reconocido internacionalmente por los resultados en el orden social, como son la eliminación de la pobreza extrema, el cuidado de la salud, los elevados índices educativos, la preservación del medio ambiente, la democracia participativa, la solidaridad con los países del tercer mundo, la supresión de la discriminación, etc.; sino que el rechazo es fundamentalmente por la ruptura con la legislación internacional y el abuso de imponer un aislamiento pernicioso contra una nación soberana. El rechazo de los 188 países que votaron contra el bloqueo y a favor de Cuba se fundamenta en los principios de la no-intervención en los asuntos internos, en la soberanía de las naciones independientes y en la autodeterminación de los pueblos.   

Por último, el canciller cubano Bruno Rodríguez, hizo un llamado a la reflexión al presidente Obama quien podría cambiar, si lo decidiera, esta situación vergonzosa que lleva más de cincuenta años; y luego terminó diciendo: “La cooperación humanitaria, principalmente médica y educativa, que brindamos a decenas de pueblos también es objeto de represión. El bloqueo es un acto inculto que impide el libre movimiento de las personas, el flujo de la información, el intercambio de ideas y el desarrollo de vínculos culturales, deportivos y científicos.” Para después añadir: “La política estadounidense contra Cuba sufre absoluto aislamiento y descrédito mundial y carece de sustento ético o legal. Así lo demuestran los 188 votos en esta Asamblea General, los discursos de decenas de Jefes de Estado y de Gobierno en el Debate General y los argumentos de los Estados Miembros y las Organizaciones Internacionales expuestos en el Informe del Secretario General de las Naciones Unidas.”

Carlos Angulo Rivas es poeta y escritor peruano.


 
Emilio Corbière, director fundador de ARGENPRESS

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres