Blogia
Máximo Kinast Avilés

CHILE: LA TERCERA VUELTA

por Marcel Claude - 02/09/2013 - 04:00

todos-a-la-moneda

TAL COMO dijimos desde el inicio, esta carrera presidencial no está ganada. Los pregoneros de triunfos precoces, los adictos de “lo que marcan las encuestas” y otros agoreros tarifados, han tenido que callar la boca. Vamos de sorpresa en sorpresa, no todas malas, y algunas derechamente promisorias. Las candidatas del statu quo cultivan, una la ambigüedad, la otra el optimismo de fachada, y ambas aparecen claramente ligadas a los poderes financieros, que instalan asesores a su servicio en ambos comandos.

En cuanto a nosotros, medimos cuidadosamente las responsabilidades que tenemos delante, preparándonos para cualquier escenario. Todos serán un gran desafío, desde el más optimista al más pesimista.

Si el pueblo de Chile nos ofrece su confianza, tendremos delante la dura pero trascendental tarea de gobernar para devolverle el poder a quien nos lo da.

Desmontar el entramado institucional y el modelo económico heredado de la dictadura y consolidado por la Concertación no será fácil. Nuestra principal fuerza vendrá de los 17 millones de chilenos y chilenas que accederán, por primera vez en 40 años, a las decisiones que les conciernen. Estaremos preparados, de eso no cabe duda: en ningún caso daremos el triste espectáculo que dio Bachelet con el terremoto del 2010, ni el que muy a su pesar protagoniza Piñera con “el mejor Censo de la Historia”. Gobernaremos con el pueblo de Chile, para el pueblo de Chile, por el pueblo de Chile.

Pase lo que pase en la primera y en la segunda vuelta, Chile no está dispuesto a tolerar que se siga sacando partido del dolor humano: de ahí en adelante habrá que contar con la tercera vuelta, la de las luchas sociales, regionales, estudiantiles y sindicales. Por la sencilla razón de que después de 24 años de gobiernos de la Alianza y la Concertación nada está resuelto. Las promesas de “alegría” y de “excelencia” se las llevó el viento, confundiendo sólo a quienes creyeron en ellas.

Los integrantes de los “comandos” de las opciones conservadoras dejan al descubierto incuria y conflictos de interés que no auguran nada bueno. Otro gobierno sometido al poder del dinero, a la influencia del gran capital y al imperio de los privilegiados, sería una derrota para el 99% de la población.

La desafección de la ciudadanía por los partidos políticos, e incluso por el sufragio, señala que la paciencia del pueblo tiene límites. Tocopilla señaló un camino ya recorrido en Aysén y en Magallanes: la desobediencia civil suele obtener en poco tiempo lo que fue negado durante décadas. Por su parte, la juventud chilena sacudió fuertemente las conciencias y desnudó un sistema incapaz y decadente, que ante las justas reivindicaciones del pueblo no tiene nada que ofrecer sino represión.

Nosotros somos parte indisociable de ese Chile que se levanta para exigir y recuperar sus derechos: #todosalamoneda es una de las fuerzas decisivas que terminarán por devolverle a Chile su calidad de República, al pueblo sus prerrogativas de único soberano, y a la Constitución, a través de una Asamblea Constituyente, su dignidad democrática. Ese es el objetivo, la razón de ser y el motor de la tercera vuelta para la cual estamos preparados.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres