Blogia
Máximo Kinast Avilés

Derecha y gobierno intentan enlodar imagen pública de Jaime Gajardo

DECLARACIÓN PÚBLICA
 
 La desesperación del gobierno y la derecha ante el avance del Movimiento Educacional, que comenzó con protestas estudiantiles y al poco andar se ha transformado en movimiento ciudadano, en que la conducción del Colegio de Profesores ha jugado un papel relevante, se ha expresado en odiosas declaraciones injuriosas, ataques verbales y amenazas en contra del Presidente del Colegio de Profesores, colega Jaime Gajardo Orellana. 
En efecto, los señores: Pablo Zalaquet, alcalde de Santiago; Felipe Bulnes, Ministro de Educación;  Juan P. Camiruaga, Vicepresidente de RN;  la Directiva de la UDI; Rodrigo Ubilla, subsecretario de interior; Andrés Chadwick; Lily Pérez; algunos senadores designados y uno que otro despistado que no entiende que el desprestigio es la herramienta de los que defienden intereses y poderes que pueden perder (entre otros).
Se han referido en forma soez, insolente, amenazante, calumniando y responsabilizando a Gajardo de todos los males que existen en la educación chilena. Aún más, se le acusa de ser el culpable de la pésima educación que hay en el país, pues Gajardo ha defendido a los profesores cuando se les responsabiliza de ser malos profesionales, indicando que el presidente los encubre.
El gobierno y la derecha no es capaz de reconocer que la educación de mala calidad se debe, fundamentalmente, a un sistema educacional de mercado, que reproduce la desigualdad, sistema discriminador por el cual se han formado verdaderos ghetos, donde la capacidad económica de la familia es la que determina donde estudian los niños.
Se nos acusa a las maestras y maestros de ser malos docentes, pero no muestran estos sectores ni el más mínimo rubor o vergüenza al no querer, a pesar de nuestra insistencia, mejorar las condiciones de enseñanza y laborales, comenzando por aceptar aumentar las horas no lectivas en relación con las lectivas.
Con todo el trabajo docente, no alcanza el tiempo  para desarrollarnos profesionalmente, por ejemplo, dedicarle más atención a alumnos y apoderados, rebajar la cantidad de alumnos por curso, pagar las deudas y crear climas organizacionales en los colegios que permita trabajar a las y los colegas con tranquilidad.
Nos llenan de papeles y trabajo administrativo, que finalmente nos obliga, incluso, a trabajar en nuestro propio hogar. ¿Por qué? Porque hay que hacer efectivo el maldito dogma neoliberal de que el mercado es el regulador de toda la vida ciudadana, incluido el sistema educacional (así como la salud, vivienda, etc.). Por ello se entregan recursos absolutamente insuficientes.
El ataque a Jaime Gajardo es la agresión a todo el gremio, tienen terror a la constancia, persistencia y decisión de  este gremio de profesoras y profesores que ha sabido hacer un proceso de unidad con estudiantes secundarios, universitarios, asistentes de la educación, apoderados, con otros sectores de trabajadores, pobladores y pueblo de Chile en general.
Saben que nos estamos levantando para decirle a quienes detentan el poder político y económico que no estamos disponibles para seguir avalando este modelo.
Por eso es que amenazan cobardemente y atacan también a la Presidenta de la FECH, Camila Vallejo, por su correcta conducción del estudiantado universitario.
Ven en ella y en Gajardo una verdadera amenaza a sus bastardos intereses y con pavor van dándose cuenta que están en peligro de perder granjerías que por decenas, sino centenas de años han usufructuado.
Son los hipócritas de siempre, que en nombre de la libertad (que no es más que libertad de empresa para mayor lucro)  intentan buscar la división de los sectores en lucha, pues saben que la unidad social, de todos los sectores, nos hará, más temprano que tarde, invencibles.
Al igual que cuando se buscaba a Espartaco, todos los esclavos decían “todos somos Espartaco”, en estas nuevas circunstancias en que se intenta desplazar a nuestros dirigentes, lo que se le hace a uno se le hace a todos, entonces, todos somos Gajardo, todos somos Camila, todos somos uno. 
 
 

UNIDAD, PARTICIPACIÓN, ORGANIZACIÓN

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres