Blogia
Máximo Kinast Avilés

PARAGUAY: LA DICTADURA QUE NUNCA SE FUE

Escribe Martín Almada

CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE

REPÚBLICA DE PARAGUAY

Detrás de un formalismo jurídico se pretende esconder una notoria injusticia y se pone en riesgo la vida, al tiempo que se generan nuevas víctimas en un círculo de muerte anunciada.

El Presidente de la República tiene la obligación de respetar y de garantizar los Derechos Humanos de todos/as los/as ciudadanos/as y es responsable  jurídica, política y éticamente por el accionar de sus instituciones y de sus funcionarios/as.

La Constitución Nacional en su art.4º. consagra el derecho a la vida y el Art.25, la libertad ideológica y coincidentemente, estamos celebrando 25 años de vida democrática.

En este contexto 5 campesinos, prisioneros de conciencia, están cumpliendo más de 50 días de huelga de hambre en reclamo de su libertad conculcada.

Cinco vidas que corren peligro.

De darse el caso de la muerte de algunos de estos patriotas el gobierno paraguayo merecerá la condena nacional e internacional.

La protesta e indignación se harán sentir en todo el país y en América Latina.

El Presidente de la República será el responsable número uno de esta tragedia no deseada por la sociedad civil y será pasible de un JUICIO POLITICO.

Del 17 al 22 de abril del 2013 integré la Misión de Observación de Derechos Humanos de la SOA WATCH (Observatorio  de la Escuela de las Américas) que realizó  una visita a Curuguaty en mi condición de Premio Nobel Alternativo de la Paz y Miembro del Comité Ejecutivo de la Asociacion Americana de Juristas.(AAJ).

A modo de antecedentes, destaco que 11 campesinos 6 policías murieron en un intento de desalojo que conllevó a una balacera en Marina Cue, Curuguaty.

Esto ocurrió durante la incursión de una comitiva policial fuertemente armada al estilo de la dictadura de Stroessner.

Los campesinos y campesinas habían ocupado las tierras alegando que habían sido usurpadas al Estado por parte del empresario y político stronista Blas N. Riquelme.(Nuevo rico exitoso).

Tras la matanza, la Fiscalía se abocó sólo a investigar a los campesinos. Hemos comprobado la total falta de imparcialidad e independencia en los procesos de investigación.

Se llegó al colmo que en una audiencia pública en el Palacio de Justicia, Asuncion, una Jueza presentó como prueba contundente la existencia de “papel higiénico”. 

Es una vergüenza nacional que los jueces y fiscales se hayan convertido en VERDUGOS a quíenes debían resguardar o proteger.

La huelga de hambre es un modo de lucha NO VIOLENTA que realizan los inocentes campesinos paraguayos que reclaman justicia, es decir, inmediata libertad y el derecho a la tierra.  

EN LA SALA DE SESIONES DE CORTE SUPREMA DE JUSTICIA. 18 de junio del 2013 a las 11.oo en presencia de los Ministros de la Corte, el Juez Penal  Arnaldo Fleitas, el Director de Archivo del Terror, Jose Agustin Fernandez, la Directora del MUSEO DE LAS MEMORIAS, Maria Stella Caceres, representantes de organizaciones Derechos Humanos y de la Dra. Liliana Valiña, Asesora en Derechos Humanos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, hemos hecho entrega al entonces Presidente de la CSJ, Antonio Fretes, el resultado de la investigación en materia de Derechos Humanos en los Archivos de la Marina Nacional.

En esa oportunidad también hemos entregado una copia del Decreto y el plano correspondiente que prueban que las tierras de MARINA CUE es propiedad del Estado Paraguayo. Eso es indiscutible.  

Venimos a realizar una desesperada advertencia del peligro que corre la vida de los 5 prisioneros de conciencia, en consecuencia, reclamamos  la inmediata libertad de los mismos y de conformidad al Art.39 de la Constitución Nacional exigimos el derecho a ser indemnizados tanto los huelguistas como sus  familias que también sufrieron graves violaciones a sus derechos humanos por parte de las fuerzas policiales, militares, representantes judiciales y otros actores sin identificar que determinaron y llevaron a cabo la masacre en el campo de Marina Kue en el acto de terror más grave de los 25 años de democracia y en los 22 años de retraso en el cumplimiento de los artículos 114,115 y 116, que consagra el Derecho al acceso a la tierra y establecen la Reforma Agraria.    

Asunción, 5 de abril de 2014.  

MARTIN   ALMADA

Nota. Como victima de la dictadura stronista apelé también a la huelga de hambre de 30 días para lograr mi libertad en setiembre de 1977.

Logré mi objetivo gracias al apoyo que recibí del Comité de Iglesias, Amnistía Internacional y de las organizaciones de Derechos Humanos nacionales e internacionales.

La secuela de dicha huelga afectó y sigue afectando mi salud hasta la fecha.

Mi supuesto delito:  haber escrito una tesis doctoral en Educacion, Universidad Nacional de La Plata, Argentina, 1974, inspirado en la metodología de Paulo Freire. Por lo tanto, sé de lo hablo cuando solicito medidas que permitan a los huelguistas poner fin a su sacrifio.  

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres