Blogia
Máximo Kinast Avilés

Carta abierta a Ban Ki-moon


Aurelio Suárez Montoya, Bogotá, junio 7 de 2011

------------------------------

 

Señor Ban Ki-moon

Secretario general de la ONU

Señor secretario:

Se anunció que viene a Colombia el 11 de junio. Como es por vez primera, quiero presentarle un panorama del país, apoyado en cifras del Índice de Desarrollo Humano (IDH), elaborado para 2010 por la agencia PNUD.

Colombia tiene un IDH de 0,689 y ocupa el puesto 79 entre 169 países; de 2005 a 2010 sólo subió dos puestos. Esto lo ubica en el grupo de IDH alto, aunque por debajo de su promedio, 0,704, y del de América Latina, 0,717, incluidos Perú, Venezuela y Ecuador.

El número de años de instrucción por habitante es 7,4; inferior al de Bolivia, 9,3 y al de Paraguay, que es de 7,8. El gasto en salud por persona es 516 dólares mientras el de América Latina es 732 y el del grupo de IDH alto es 721. El PIB por habitante es 5.416 dólares, menor que el latinoamericano, 7.567 y del grupo de IDH alto, 8.937.

Lo anterior se agrava cuando se aplica el factor de distribución de ingreso: el IDH se desploma hasta 0,492 y Colombia cae al puesto 97 ya que, entre 169, queda entre los 7 más desiguales, superado apenas por Namibia, Angola, Botswana, Belice, Islas Comoras y Haití. Igual sucede cuando se habla de inequidad de género, donde ocupa el puesto 90, con un coeficiente más alto que el de América Latina.

Obtiene altas calificaciones en la percepción de violación de derechos humanos, 5 sobre 5, en compañía de Myanmar, Sudán, Irak, Chad, Afganistán, Somalia y territorios palestinos ocupados.

En consonancia, es segundo en desplazamiento interno, abarcando más de 4 millones de personas; es noveno en gastos de seguridad y defensa, como proporción del PIB, alternando con Estados Unidos, Arabia Saudí y Yemen; y 163, entre 169, en la tasa de homicidios, 38 por cada 100 mil habitantes, apenas menor que seis países de Centroamérica y el Caribe.

Tiene el puesto 81 entre los 85 de IDH alto en cuanto a población sin acceso a saneamiento básico; el 85 en número de alumnos por maestro; el 80 respecto al empleo vulnerable y, entre los 100 primeros países, el segundo en indigencia, luego de Filipinas.

A contramano, el gobierno afirma que ingresaremos a la OCDE o que estamos en una agrupación siguiente a los BRIC, denominada CIVETS.

Señor secretario, debe usted saber que, simultáneamente con la Ley de Víctimas, restringida por trabas fiscales e institucionales de fondo, y cuya rúbrica usted acompaña, se imponen una de Seguridad, que coarta el derecho a la protesta pública pacífica, y otra que limita el sufragio universal, ya aprobada como reforma política.

 

¡Bienvenido!

 

Aurelio Suárez Montoya

Ciudadano colombiano

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres