Blogia
Máximo Kinast Avilés

O…mega, o Lo…ngines

Escribe Luis CASADO – 13/08/2010

Así decía el personal en otros tiempos. Confrontados a la disyuntiva de triunfar, o perder hasta la manera de andar, la divisa era: “Omega… o Longines”. La amistad con los EEUU es del mismo tipo: Omega… o Longines, poco importa que tú firmes uno de esos acuerdos mierditas al peo, no digo un TLC yanacona de aquellos que hicieron la celebridad de Lagos, sino uno en serio, de tipo Alena o Nafta, dependiendo de si lo dices en amerlok o en sudaka.

Pongamos por caso que te pones de acuerdo con los EEUU para crear un espacio común, un entorno en el cual los capitales y los productos producidos gracias a esos capitales pueden circular libremente, sin Sheriffs buscando mercancías wanted ni boludos del Sernac fiscalizando boludeces fiscalizables, una feria para todos, un mercado común en el que eres libre de elegir lo que te salga de la punta del nabo, ese es el único derecho que te reconocen aparte sacar un billete del bolsillo, -o la tarjetita de crédito usurera-, en fin, un North American Free Trade Agreement para que me entiendas, allí se supone que eres el Rey, porque eres el cliente, no mucho más que un cliente pero cliente al fin y al cabo, mientras tengas con qué pagar.

Tú que eres un pelín ingenuo, naïf, naive, ingenous, en una palabra boludo, crees que puedes pasearte en ese espacio libre en el que todo se intercambia libremente, -free trade agreement-, y que entre las mercancías que circulan libremente como las otras debiese estar el laburo, trabajo o curro, visto lo cual vas a buscar un empleo u ocupación en los EEUU, te encuentras con que nyet, non, nein, vete al carajo, la libertad cubre los capitales y los productos pero no quienes los crean con su esfuerzo, vete a la mierda, no toques las pelotas, schwarz und lateinamerikanish verboten, muy, muy verboten, quédate en tu jodido país de pachanga allí donde hay mucha conguita pero poco billete y aun menos laburo, mándanos tu petróleo, tu cobre, tu níquel, tus bananas, tu café y eventualmente alguna cantante culona, pero tú, reboludo, quédate en tu país al peo.

Por si no has comprendido bien, Arizona vota una ley racista que le permite a sus SS, -en fin a sus alguaciles, Sheriffs o como se llamen esos perros guardianes-, detener en la calle a todo aquél que sea morenito, mechas tiesas, cara de hacha o de moai, aceitunado, ceniciento, achinado, espaldamojada, cabrón, hijo de puta o santero, sin otra razón que la de tener cara de esclavo, de mano de obra barata y sin derechos. Libre mercado tócame las pelotas o chúpame un huevo, los miserables nunca formaron parte ni del mercado ni de la libertad, si no me crees pregúntale a Abraham Lincoln que se las congela en su marmóreo monumento de Washington que mira hacia un fálico obelisco de mis dos que parece decirle “fuck you!”.

Por si fuese poco, en un afán de perfeccionar el libre mercado del free trade agreement de los cojones, Obama vota un presupuesto de 600 millones de dólares para reforzar los controles de seguridad en  la frontera con México y desplegar 1.200 nuevos agentes  fronterizos que se sumarán a los alrededor de 20.000 que ya están patrullando el límite. Libre mercado free trade agreement TLC Nafta Alena, vuelve a chuparme un huevo. Como los efectos especiales nunca están lejos de este gobierno de utilería, treinta y dos millones serán destinados a la puesta en marcha  de dos nuevos sistemas de vigilancia con aviones no tripulados, ya tu sabes, los drones que la US Air Force utiliza contra el terrorismo.

Los narcotraficantes no tienen problemas para entrar en el Nafta: ni los drones, ni los portaaviones de la IV Flota, ni los aviones furtivos, ni los satélites espías, ni los misiles inteligentes, ni la DEA, ni el FBI, ni la CIA pueden nada contra ellos. Miles y miles de marines situados en Afganistán, -país que por no tener no tiene ni televisión-, no pueden impedir que los afganos sean los más grandes productores de heroína del mundo y que la distribuyan urbi et orbi. Para lograrlo no firmaron ningún Nafta, ningún TLC, y además se cagan en los marines y en los 600 millones de dólares que Obama consagra a impedirles la entrada en los EEUU a los currantes en busca de curro.

Omega o Longines… el imperio va perdiendo. Por paliza.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres