Blogia
Máximo Kinast Avilés

CARTA DE FIN DE AÑO DE ALDO GONZALEZ

Desde Madrid, Aldo González*, un gran amigo y compañero nos envía esta hermosa e interesante Carta de Fin de Año:

 

Queridos Amigos y Compañeros, faltan algunas horas para que cambie el número del calendario y será la constatación de que el planeta se ha desplazado lo que llamamos un año alrededor de la estrella que nos provee de energía. Es la constatación más simple para ubicarnos en nuestro tiempo y nuestro espacio, con nuestras limitaciones.

 

Hoy cuando venia al laboratorio al pasar vi la portada de El País uno de los periódicos que apoya al actual Gobierno y me impresiono el rostro de Rodríguez Zapatero que ayer compareció ante los medios para hacer una valoración de España y en el titular se lee:” Zapatero augura más desempleo en 2010 pese a la salida de las crisis.” Y esto no es más que poner blanco sobre negro lo que está pasando en este continente y en el planeta global.

 

El trabajo disminuye, las medidas para incrementarlo es sacar recursos de los Estados para financiar el sistema de creación de puestos de trabajo. Pero todos estos mecanismos son como los del perro que se muerde la cola, esos puestos de trabajo son para gotear unas monedas a la población que le permitan satisfacer sus necesidades básicas.

 

Alguien se ha preguntado si esas medidas se ajustan a las necesidades de las sociedades y a los problemas que tienen que resolver. En otras palabras el sistema productivo está respondiendo a los requerimientos para que el conjunto de las sociedades humanas que viven sobre la superficie del planeta se puedan sostener en unos tiempos razonables, hablemos de los tiempos nuestros, de la raza humana que son los que podemos manejar.

 

Alguien se ha preguntado cuantos minerales hay potencialmente disponibles, como es la capacidad del suelo y el agua para darle sostenibilidad a los sistemas que en ellos viven. Qué pasa con los combustibles, cuales son las reservas,  donde están y si esta civilización nuestra donde los combustibles fósiles forman parte de la vida cotidiana de millones de seres humanos, calzado, medicinas, aparatos, utensilios, vestuario,… van a durar ese tiempo que hoy podemos pensar.

 

De lo que si hay cifras es del incremento de personas que no comen o que su dieta está por debajo de sus necesidades básicas que son alrededor de un tercio de la población total. Y constantemente los gobernantes están utilizando el discurso que hay que cambiar el sistema económico.

 

La pregunta es ¿hacia donde debemos ir?, porque el sistema mayoritariamente instalado no admite cambios en el reparto de las ganancias, porque se desploma y los ensayos que se han puesto en funcionamiento en el pasado han resultado impracticables porque el poder y la ambición de los que ejercían el mando de esas sociedades generaron castas privilegiadas.

 

Vivimos en una realidad que cada vez es más compleja donde los horizontes que se ofrecen a los jóvenes son cada vez más precarios y en aquellos países donde se reduce el trabajo por efecto directo se incrementa el delito, hay que vivir de alguna manera y si no se consigue con un salario se delinque. El hacer mas revoluciones no parece ser una alternativa porque el cambio dura lo que la revolución se extingue y vuelta a las mismas prácticas.

 

Serán tan grandes nuestras limitaciones que se nos pone el borde lo imposible el construir sociedades donde el producto del trabajo de cada ser humano pueda ser repartido de una manera más racional para que el bienestar llegue al máximo de personas. Esta creo que es la gran incógnita de nuestro tiempo y quiero compartirla con vosotros porque forma parte de mis preocupaciones diarias y porque me gustaría que desde mis viejas utopías todos y cada uno pudiésemos poner un grano de arena para cambiar este modelo.

 

Cuando uno ve y lee los medios de comunicación de masas, da la impresión que solo es inteligente el que logra tener muchos bienes materiales es el ejemplo a seguir y cada uno es su escalafón trata de acumular dinero para ejercer el poder.  Mi representación social está basada en cuantas personas puedo alquilar para que me trabajen y cuanto dinero me pueden generar.

 

Alguien pensó alguna vez en el pobre obrero que vive con 100 euros al mes en América del sur, alguien pensó que los miles de sudacas y africanos que tratan de entrar en Europa, España en especial, vienen en busca de un sueldo de 600 euros para ayudar a sus familias sin importarles el pasar cualquier penuria para ayudar a los suyos. Y alguien pensó en los millones de jóvenes españoles que ganan 1000 euros que sueñan con un coche y un piso, y tienen que afrontar el sueño interrupto de quedar sin trabajo.

 

Estas son algunas de las reflexiones que me hago antes de comenzar el 2010 y que quiero compartir con vosotros. Quizás me ayudéis a predicar en el desierto como lo he hecho toda mi vida, solo el cariño que vive en mi interior me mueve hacia vosotros con tremenda fuerza.

 

Un fraternal abrazo a todas y todos y desearos lo mejor de vuestros más preciados sueños para esta vuelta que comenzamos dentro de unas horas.

 

Aldo

 

* Dr. Aldo Gonzalez
Centro de Biologia Molecular Severo Ochoa
CSIC-UAM, Labo 104
C/Nicolás Cabrera, 1
28049 - Madrid, SPAIN.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

David Valencia -

Saludos compañero Máximo, no se si tendrán el grueso de los mortales, tales inquietudes que expresa Aldo, ya que la vida enajenante en la que estamos inmersos, con suerte nos hace alzar la vista un poco ms allá de nuestras narices.
Estos modelos introducidos a la fuerza ( no necesariamente siempre con violencia física, sino que la dialéctica ) y que han decantado en las directrices de intercambio via DINERO, para desenvolver un supuesto desarrollo de las naciones. ya ha quedado archi demostrado, que nos es en absoluto una respuesta acertada para, encauzar el desarrollo del ser humano, ni tampoco ayuda, a preservar los ecosistemas del cual somos parte.
La chatura de nuestros líderes, y el entregüismo nuestro, solo nos acerca cada vez más al despeñadero, mientras tanto el sufrimiento silencioso de muchas personas y la degradación de los ecosistemas, no cesa.
La interrogante está echada, ¿ como se resolvera esta intringulis ?.
Un abrazo afectuoso amigo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres