Blogia
Máximo Kinast Avilés

CARTA AL SEÑOR PRESIDENTE SE ESTADOS UNIDOS

Presidente de Estados Unidos

Sr Barack Obama.

 

Nuestra agrupación de familiares de los detenidos ejecutados y desaparecidos de palacio de la moneda y sus alrededores, hace presente a usted en su calidad de presidente ante su visita a nuestro país, la siguiente demanda de nuestros familiares afectados de violaciones de derechos humanos de lesa humanidad.

 

Ha sido demostrado la clara participación de intervencionismo Y acciones encubiertas realizadas en  Chile en las décadas de 1963 – 1973 y en años siguientes en apoyar la junta militar.

 

Las actividades clandestinas llevadas a cabo por la CIA, influyeron directamente en proporcionar un ambiente claro y directo hacia el Golpe militar ocurrido el día 11 de septiembre de 1973, como también en apoyar, financiar y accionar todo, sus factores y actores, hasta que se terminó en el Derrocando del gobierno democrático y elegido por nuestro Pueblo.

 

Hechos que ante la opinión pública son conocidos y acreditados en el hoy de estos casi 37 años en donde poco a poco, se ha ido confirmando y sabemos la verdad tras la desclasificación de los documentos del departamento de inteligencia CIA.

 

Estos hechos ya acreditados, tuvo efectos directos en nuestras víctimas de violaciones de derechos humanos de lesa humanidad, los cuales fueron prisioneros ejecutados y desaparecidos por el régimen militar impuesto en nuestra nación.

 

Golpe de estado y Régimen militar el cual, fue apoyado, financiado en acciones encubiertas y todo el aparataje en crear y proporcionar un golpe de estado y que desarrollara el exterminio de todo aquel opositor o movimiento afines de ideas democráticas políticas de izquierda.

 

Todos estos hechos  dieron paso a cada proceso de violaciones de derechos humanos, en los que directamente sufrieron las consecuencias nuestras víctimas y en sus familias, por tanto es nuestra obligación como afectados exigir nuestro derecho, en que estados Unidos asuma su responsabilidad en estas políticas de intervención que se ejerció en este sentido y la gravedad de sus consecuencias, ya que los actos desarrollado influyeron directamente en los hechos.

 

Por tanto y oficialmente contando con todos los antecedentes conocidos públicamente al darse a conocer los documentos desclasificados en su parte referidos a la participación directa e indirecta de estas políticas ejercidas por la agencia de la cia y su gobierno de turno en la época de los hechos, que nos afectaron como familiares, solicitamos oficialmente como organización de los familiares afectados de violaciones de derechos humanos de lesa humanidad, lo siguiente:

 

1-Que se nos entreguen los documentos desclasificados y se extienda a desclasificar todo lo relacionado a las acciones, que se desarrollaron en este sentido, para lograr esclarecer la verdad y aportar en los procesos judiciales en Chile. Donde aún es materia de investigación  judicial, la participación de los autores directos e indirectos en violaciones de derechos humanos de lesa humanidad, para lograr justicia y no impunidad, logrando avances en los procesos que aún están faltos de verdad y justicia.

 

2-Que estados Unidos y su departamento de inteligencia  CIA, asuma moralmente su grado de responsabilidad en las consecuencias finales de lo que significó estas políticas realizadas en contra del gobierno democrático del Presidente Salvador Allende teniendo como consecuencia final:

 

Que se llegara al golpe de estado, donde un presidente elegido democráticamente, se le acorralo y ahogo, bajo estas conspiraciones en donde no se escatimo  en recursos y  apoyos  para quienes proporcionaron que se llegara al golpe de estado, donde el presidente de Chile junto a su equipo de colaboradores directos, fueron objeto del horroroso y dramático proceso, en que se bombardeó el Palacio de la Moneda, con la clara intención de darles muertes en este hecho.

 

Teniendo como resultado final, el comienzo de los más dolorosos procesos de violaciones de derechos humanos de lesa humanidad, en nuestro país.

 

Todos los factores y actores deben asumir la gravedad de estos hechos, incluyendo las políticas ejercidas desde estados unidos y la Cía., las cuales facilitaron hechos que deben asumirse y las consecuencias de ello, más aun cuando se está hablando de víctimas de procesos que nos marcan.

 

A casi 37 años, del golpe militar no se logran procesos necesarios y es debido a la falta de verdad y justicia, de los hechos de violaciones de derechos humanos de lesa humanidad, ante lo cual es fundamental para nuestros afectados los procesos judiciales y esclarecer la verdad, dentro de ello está también la responsabilidad que tienen aquellos que provocaron los hechos desde estados unidos y como ha sido públicamente reconocido, en los documentos desclasificados, pero nunca se ha asumido frente a la realidad de los familiares de las víctimas de  estos procesos, los cuales merecen verdad y justicia.

 

Verdad que también debe asumir su gobierno ante las consecuencias dejadas de una época en que nos marcó, como latinoamericanos en donde hubo intervención de todo tipo y en todo grado.

 

Los tiempos de hoy a 37 años del golpe militar en Chile, nos obligan a reconocer y asumir estos hechos en los que debemos realzar, el valioso sentido de la democracia y los derechos humanos, para que las generaciones que vendrán  no repita hechos graves de violaciones de derechos humanos y más bien se respeten el derecho de la democracia y los derechos humanos.

 

3-Asumir  es también una forma de pedir perdón al dolor de los afectados provocado por hechos graves que llevaron a los más dolorosos procesos en que cada familia ha debido pasar  pero fundamentalmente es pedir perdón a miles de hombres de detenidos ejecutados, desaparecidos, torturados, niños desaparecidos entregados en adopción mientras sus padres fueron ejecutados en dictaduras militares. Dictaduras militares y golpe de estado que fueron producto de políticas ejercidas en un proceso el cual su País y su presidente y el servicio de inteligencia de la cia, fueron participe de forma indirecta y directa, en intervención y brindar todos los recursos para que se facilitara este proceso en que se gestara el golpe militar en Chile.

 

Ni la  modernidad, ni el desarrollo ni el consumismo, lograran cegar u olvidar esta deuda moral que debe y tiene, con este pasado el cual aún sus familiares buscan sus seres queridos en estos hechos de violaciones de derechos humanos de lesa humanidad, dejados por procesos que también involucran su intervención por derrocar el gobierno democrático del Presidente Salvador Allende.

Es por ello que todos deben asumir la verdad y solo ello facilitara la justicia y memoria.

 

Atte a ustedes

La memoria de nuestros detenidos de palacio de la moneda víctimas de violaciones de derechos humanos y nuestra agrupación de familiares.

 

 

AGRUPACIÓN DE FAMILIARES DE LOS DETENIDOS EJECUTADOS Y DESAPARECIDOS DEL EQUIPO DE SEGURIDAD PRESIDENCIAL DEL DOCTOR SALVADOR ALLENDE GOSSENS (GAP)

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

 

Santiago, 21 de marzo de 2011

 

Señor

Barak Obama

Presidente de los Estados Unidos.

 

Señor Presidente:

 

Somos una agrupación de chilenos y chilenas que hemos dado una larga lucha por mantener viva en la memoria colectiva a nuestros familiares detenidos y desaparecidos durante la Dictadura que encabezó Augusto Pinochet, por casi dos décadas en Chile.

 

Nos ha animado el objetivo de exigir justicia y la búsqueda de la verdad sobre las circunstancias en que los nuestros fueron detenidos, torturados y hechos desaparecer; pero sobretodo hemos levantado la voz  desde  el 11 de septiembre de 1973 para sensibilizar a las autoridades, a las instituciones y a la sociedad chilena en su conjunto sobre la importancia y el deber que tenemos todos en la defensa de los derechos humanos.

 

Sr. Presidente, usted ha dicho que es falsa la elección entre seguridad y respeto por los derechos humanos. Compartimos la idea que ningún fin justifica el atropello a los derechos de las personas. Que la nobleza de los propósitos políticos, sociales, económicos de los gobiernos y sus autoridades están condicionados por el respeto irrestricto a estos.

 

Sabemos del horror y el desamparo que se produce cuando quienes detentan el poder lo hacen sin la menor convicción ni compromiso con los derechos básicos de los ciudadanos. Hablamos desde la dolorosa experiencia de haber sufrido de cerca el peor tipo de terrorismo, el terrorismo de Estado.

 

Como es sabido el Estado chileno que debió garantizar los más básicos derechos a sus ciudadanos, fue transformado en una máquina de exterminio y represión brutal. El golpe de Estado que derrocó al gobierno constitucional de Salvador Allende, ejecutado por los militares chilenos, inspirados por grupos y líderes políticos derechistas, imponiendo unos de los regímenes del terror más repudiado de la historia humana, fue apoyado en su momento por el gobierno de Washington tal y como lo demuestran documentos desclasificados de la CIA.  

 

Hemos visto como el mundo ha cambiado y como la democracia y los derechos humanos son condiciones que se van imponiendo lentamente en el discurso y en la acción de los estados; no obstante falta mucho por hacer en esta materia. Faltan actos y gestos que permitan construir confianza en los líderes mundiales responsables de fortalecer una cultura de respeto a  hombres y mujeres.

 

 

Sr. Obama para nosotros sería un gesto valioso que Ud. pida perdón a nombre del Estado norteamericano, por las miles de víctimas que han dejado las políticas de intervención de los gobiernos de EE.UU. en nuestro país, en Latinoamérica y en diversas partes del mundo. Sin olvidar los recientes sucesos en el mundo árabe.   

 

Sr. Presidente, los pueblos y las personas que hemos sufrido el atropello a nuestros derechos fundamentales, sabemos que el pasado no podemos corregirlo, sin embargo creemos que el futuro puede ser diferente, en la medida que en el presente se den pasos efectivos para fortalecer una convivencia democrática y respetuosa entre las personas y los países. Ese futuro en gran medida depende de lo que Ud. haga hoy. 

 

Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos

Avda. Ricardo Cumming 1161. Santiago.

Fono-fax: 6960678. E-mail:afdd@tie.cl

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres