Blogia
Máximo Kinast Avilés

CUBA: DOS VERSIONES, DOS VERDADES Y DOS MENTIRAS

(Circulan por Internet dos versiones sobre la muerte en huelga de hambre de un preso cubano)


….hace unos días me llegó un correo con una supuesta reflexión de un ciudadano cubano, militante del Partido.

En realidad la reflexión pudo haber sido escrita por un militante o no, por un adepto o por un desafecto al Gobierno de Cuba, el caso es que si la lees te das cuenta que la persona tiene razón, y dicho a lo bien cubano: "Nadie tiene cojones pa’ dejarse morir porque no le dan un radio o no le ponen una televisión en su celda", ¿estaba loco el tipo?, o como bien dice la reflexión: en el expediente nunca se habló del tema, a continuación te copio textualmente lo que reflexiona el supuesto ciudadano militante.

Me llamo Daniel y vivo en Cárdenas, Matanzas. Trabajo en turismo y por eso he podido ver en estos días todo el debate que se ha levantado a raíz de la muerte del preso Orlando Zapata. Lo he visto en CNN en Español y Televisión española. También he leído algunos periódicos porque en los hoteles tenemos Internet. He leído artículos escritos por intelectuales extranjeros, disidentes cubanos, amigos de la revolución, enemigos. A raíz de todo eso, y de las cartas que andan circulando por ahí, me gustaría compartir una reflexión con ustedes.

Yo no soy nadie, ni actor ni cantante ni figura pública, tampoco intelectual, pero si sirve de algo, antes de dedicarme al turismo hice la carrera de sociología, soy militante del Partido y miembro de la asociación de Combatientes de la Revolución por haber cumplido misión internacionalista en Etiopía.

Lo primero que quiero contarles es que la muerte de Zapata me ha dejado muy confundido. Al margen de que Amnistía Internacional diga que era un preso de conciencia y nuestro gobierno insista en que era un preso común, Zapata ha muerto por una huelga de hambre. Porque se negó a comer. He pensado mucho en eso. ¿Qué le pasa por la mente a una persona para hacer algo así? Yo no lo sé, pero reconozco que en este país ningún disidente había llegado tan lejos. Al menos que yo tuviera noticia.

El Granma ha dicho que Zapata hizo la huelga porque quería un televisor, un teléfono y una cocina en su celda. Que alguien muera por eso sólo admite dos lecturas, o Zapata estaba loco o el Granma miente. Ciertamente la locura podría explicar todo esto, pero si Zapata tuviera antecedentes psiquiátricos, no tengo duda de que el Granma los habría publicado. Así que no me queda más remedio que asumir que este señor no murió por un televisor. Murió por otra cosa. No sé cuál. Dicen que lo manipularon, y seguramente haya algo de verdad en eso, pero convencer a alguien para que se deje morir no debe ser fácil. Ni es tan simple.
 
Aquí siempre nos han dicho que los disidentes son mercenarios, pero un mercenario no hace eso. Los mercenarios cobran y viven. Los mercenarios no se inmolan por una idea (por muy ridícula que sea), por eso los terroristas de Al Qaeda no usan mercenarios sino fanáticos. ¿Era Zapata un fanático? ¿Un fanático de qué, de la contrarrevolución?

No sé qué pensar, porque un fanático no surge de la nada, necesita un caldo de cultivo. ¿Existe en la Cuba de hoy ese caldo de cultivo que genera fanáticos? Sería realmente preocupante. Y una señal muy grave del estado de las cosas. Ya sé que la muerte de un solo hombre no tiene por qué significar nada. Puede ser un hecho aislado. O no. Mientras escribo esto hay otros dos disidentes que también se han declarado en huelga. Y uno de ellos está ingresado. ¿Qué pasará si mueren? ¿Serán otros dos mercenarios aislados, dos pobres víctimas manipuladas?

Lo bueno de hacerse viejo (yo tengo 44 años) es que uno tiene una memoria enorme de las cosas que ha visto. Yo estos días me acuerdo mucho de algo que pasó hace casi treinta años… En 1981 diez presos del ejército republicano irlandés (IRA) se declararon en huelga de hambre en sus cárceles de Gran Bretaña.

Muchos cubanos no se acordarán, pero entonces el tratamiento que se le dio en la televisión nacional fue de respeto y admiración. Desde que falleció el primero; Bobby Sands hasta que murió el último; Mickey Devine, todos sus nombres fueron mencionados en el noticiero de las ocho como una forma de mostrar la represión política que entonces ejercía Margaret Thatcher sobre Irlanda del Norte.

No intento comparar Cuba con Irlanda. Pero sí me llama la atención que aquellos huelguistas (algunos de ellos condenados por delitos de terrorismo en los que fallecieron inocentes) merecieran tanta gloria, y los que tenemos aquí sólo desprecio. ¿Por qué? ¿Porque supuestamente son delincuentes comunes, porque son cubanos, porque están contra el gobierno?

Soy consciente de que el mero hecho de plantearme esto me coloca en el bando del enemigo. Pero yo no soy el enemigo. Cuestionar la versión oficial de quién era Orlando Zapata no significa que comparta sus ideales (que desafortunadamente ni siquiera conozco). A mí la revolución no me educó para convertirme en una persona insensible, ni en una máquina de repetir consignas (aunque lo han intentado). Yo creo que si un cubano muere de huelga de hambre tengo derecho a exigir respuestas claras y convincentes.

Además, no es la primera vez que me cuestiono una versión oficial. Ni la primera vez que la rechazo. Antes he contado que pasé dos años en Etiopía, en la brigada que apoyaba al gobierno de Mengistu Haile Mariam.

Los que estuvimos allí sabemos quién era ese señor, y las barbaridades que hacía en su país. Era obvio que aquello no tenía nada que ver con el socialismo sino con prácticas de un gobernante feudal, pero aunque todos en la brigada éramos conscientes de lo que pasaba (incluidos los jefes de misión) la versión oficial siguió insistiendo en que apoyar a Mengistu era bueno para la causa revolucionaria, pero poco después de que Cuba retirara sus tropas (no el apoyo político) Mengistu huyó de Etiopía en un avión cargado de dinero.

Hoy vive en Zimbawe y está acusado en su país de genocidio. Repito: GENOCIDIO. Cuando lo supe, en 1991, me dio rabia por tantos compañeros que fueron a Etiopia a luchar por una causa justa y murieron apoyando a un genocida que hoy vive de su cuenta en Suiza .

Aquella vez mi gobierno se equivocó. Como se ha equivocado muchas veces. Por eso tengo que decirlo; soy cubano, soy revolucionario, pero apoyo incondicional no. Me niego a confiar ciegamente en un sistema que a veces dice la verdad, a veces sólo media verdad, y a veces miente. Como todos los gobiernos del mundo, dirán algunos. Pero éste es el mío, éste es el que me exige cerrar filas sin hacerme preguntas, sin cuestionar qué está pasando en la sociedad cubana para que un preso muera de huelga de hambre.

A mí me enseñaron que en Cuba las huelgas de hambre las hacían los revolucionarios contra Batista. ¿Qué está pasando aquí para que ahora hagan huelga los gusanos? ¿Qué tendría Zapata en la cabeza para que no le baste con ser mercenario, para que elija morirse? Yo creo que para responder a eso tenemos que dejar de mirarnos el ombligo y ser autocríticos.

Hay que cuestionar las cosas, compañeros, porque eso es lo que hace un revolucionario. Y no se le puede llamar mercenario a todo el que lo haga. Algunos lo son, no tengo dudas, pero todos no. Yo no tengo buena opinión de los disidentes porque, en primer lugar, sólo sé de ellos lo que me cuenta el Granma, y segundo porque me siento lejos de personas que defienden posturas conservadoras que llevarían este país a un extremismo de derechas, justo aquello contra lo que siempre he luchado, pero tengo que reconocer que algunas de las cosas que dicen tienen razón. ¿Eso me convierte en disidente? Rotundamente no.

Entonces, ¿Dónde está la línea? Por ejemplo, exigir responsabilidades políticas porque en Mazorra han muerto de frio treinta enfermos mentales de los que nadie se ocupó, ¿Eso es hacerle juego al enemigo? Quejarnos de que en los hospitales no haya higiene, o que no podamos salir del país sin permiso ni tener acceso a internet, ¿eso es de revolucionarios o de mercenarios?

Lamentar que en mi país exista una ley de peligrosidad, copiada del régimen fascista de Franco, que condena a las personas “proclives” a cometer un delito (sin haberlo cometido aún), ¿Eso es de gusanos o de comunistas? Sinceramente no lo sé.
>
> No sé dónde quejarme, dónde lamentar, dónde exigir. No sé con quién tengo que hablar. ¿Con mi núcleo del partido, con mi presidente del CDR, con el delegado de mi circunscripción? ¿Con el Granma? Créanme que ya lo he hecho y no ha servido para nada. Entonces, ¿Dónde canalizo mi vergüenza? ¿En el Miami Herald? Les voy a contar de qué se habló en la última reunión de mi núcleo del partido; de retirarle el carné a un compañero porque había pedido la nacionalidad española. De eso se habló.
>
> Cuando veo el noticiero me indigno porque siento que me tratan como si tuviera diez años y viviera en la luna. Yo no vivo en la luna. Yo vivo en Cuba y sé lo que pasa. Y me indigna que me digan que un preso ha muerto porque quería un televisor.
>
> Yo no sé lo que quería Orlando Zapata con su huelga, pero sé lo que quiero yo: soluciones a los problemas de mi país. Y podemos buscarlas o decirle al mundo que la culpa de todo la tienen los yanquis y los mercenarios, podemos intentar arreglar esto entre nosotros o mentirnos diciendo que no pasa nada, que la juventud está comprometida, que nuestro pueblo cada día es más heroico y viril, que somos la referencia del mundo, que la calle es de Fidel…

Y sí, mi calle hace cincuenta años que es de Fidel, y no tiene bombillas porque se las roban los de la empresa eléctrica (esos sí son mercenarios), se inunda siempre que llueve y necesita asfalto.

Así que ustedes dirán,

Revolucionariamente,
Daniel

 

 

Carta de intelectuales chilenos:

 

Asunto: YO FIRME Y FIRMO POR CUBA: "ESPERAMOS SU ADHESION¡" LOS INTELECTUALES Y ARTISTAS DEL MUNDO APOYAMOS AL PUEBLO DE CUBA, ANTE LA NUEVA CAMPAÑA DE AGRECIÓN Y DESPRESTIGIO

YO FIRME Y FIRMO POR CUBA:

LOS INTELECTUALES Y ARTISTAS DEL MUNDO APOYAMOS AL PUEBLO DE CUBA, ANTE LA NUEVA CAMPAÑA DE AGRECIÓN Y DESPRESTIGIO

Mientras la Feria del Libro recorría el país de Cuba, de un extremo a otro y cientos de médicos cubanos salvaban vidas en Haití, y Chile, se venía gestando una nueva campaña contra Cuba.

“Un delincuente común, con un historial probado de violencia, devenido “prisionero político”, se declaró en huelga de hambre para que le fueran instalados teléfono, cocina y televisión en su celda. Alentado por personas sin escrúpulos y a pesar de cuanto se hizo para prolongarle la vida, Orlando Zapata Tamayo falleció y ha sido convertido en un lamentable símbolo de la maquinaria anticubana. El 11 de marzo, el Parlamento Europeo aprobó una resolución que “condena enérgicamente la muerte evitable y cruel del disidente preso político Orlando Zapata Tamayo”

Esto es una nueva y de las tantas intromisiones ofensivas en los asuntos internos de Cuba “insta a las instituciones europeas a que den apoyo incondicional y alienten sin reservas el inicio de un proceso pacífico de transición política hacia una democracia pluripartidista en Cuba”.

Con el título “Orlando Zapata Tamayo: Yo acuso al gobierno cubano”, está circulando un llamamiento para recoger firmas contra Cuba. La declaración asegura que este recluso fue “injustamente encarcelado y brutalmente torturado” y que murió “denunciando estos crímenes y la falta de derechos y democracia de su país”. Al propio tiempo, miente sin pudor alguno sobre una supuesta práctica de nuestro gobierno de “eliminar físicamente a sus críticos y opositores pacíficos”.


El 15 de marzo, un periódico español mostraba en primera plana el rostro de Zapata Tamayo, ya difunto, en el ataúd, al tiempo que anunciaba la adhesión al llamamiento de algunos intelectuales que mezclaban sus firmas a las de viejos y nuevos profesionales de la contrarrevolución interna y externa.

Los escritores y artistas del mundo estamos conscientes del modo en que se articulan con cualquier pretexto las corporaciones mediáticas y los intereses hegemónicos y de la reacción internacional para dañar la imagen del pueblo hermano de cuba. Sabemos con cuánto ensañamiento y morbo se tergiversa la realidad y cómo se miente a diario sobre Cuba. Sabemos también qué precio pagan quienes han intentado expresarse desde la cultura con matices propios.

En la historia de la Revolución jamás se ha torturado a un prisionero. No ha habido un solo desaparecido. No ha habido una sola ejecución extrajudicial. (Ni: degollados, quemados vivos, campos de concentración, torturados, exiliados, etc, etc., y todas las barbaries cometida en Chile por la Dictadura Militar, y muchos de aquellos que se proclaman paladines de la justicia, se hacían los sordos y ciegos). En Cuba se ha fundado una democracia propia, imperfecta, sí, pero mucho más participativa y legítima que la que nos pretenden imponer. No tienen moral los que han orquestado esta campaña para darnos lecciones de derechos humanos. Menos a nosotros los chilenos

Es imprescindible detener esta nueva agresión contra un país bloqueado y acosado por años, sin piedad. Apelamos para ello a la conciencia de todos los intelectuales y artistas que no alberguen intereses espurios en torno al futuro de una Revolución que ha sido, es y será un modelo de humanismo y solidaridad.

Por todo ello, llamamos a todos los compañeros y amigos, a firmar en apoyo de Cuba:

Su firma la puede hacer llegar a: luiseaguilera.57@gmail.com

YO FIRME Y FIRMO POR CUBA:

01.- Luis E. Aguilera, Escritor, Narrador Chileno, Director Nacional, Sociedad de Escritores de Chile. Presidente Sociedad de Escritores de Chile (SECH), Filial Región de Gabriela Mistral-Coquimbo
02.-Rosa E. Alcayaga T, Periodista, poeta y académica Universidad de Playa Ancha (UPLA) Valparaíso, Chile
03.- Raynaldo Lacámara Calaf, Poeta, Presidente Nacional de La Sociedad de Escritores de Chile
04.- Sonia Ruiz, Artista, ensayista, narradora. Puerto Rico
05.- Nina La Porta Escritora, Canada. Toronto
06.- Aidé Díaz, Escritora
07,- Marcelo Lira, Escritor, Escultor, Chile Director Sociedad de Escritores de Chile.
08.- Álvaro Muñoz Marín,
09.- Patricia Laura Venegas Vera     5.08.53-K
10.- Manuel Eleazar Madariaga Padilla  4.336.364-6
11.- Tamara Patricia Madariaga Venegas  12.634.501-1
12.- Manuel Alejandro Igor Madariaga Venegas 15.936.906-4
13.- Roberto Carrasco, Director Cuban Arts, Project/Proyecto por las Artes Cubanas, Vancouver, Canadá
14.- Francisca Paz Leiva
15.- Ivana Jinkings
16.- Natacha Torres-Bascour, Montréal (Canada),
17.- Barón Hidrovo Solórzano
18.- Eduardo Robledo, Poeta, Director Nacional, Sociedad de Escritores de Chile.
19.- Exequiel Lambert Perez, Chile
20.- Esteban Silva, Sociologo, Coordinador Nacional de Socialistas Allendistas
21.- Eladio González Argentina, Museo Che Guevara
22.- Edmundo Herrera, Poeta, Director Sociedad de Escritores de Chile
23.- Fanny Edelman - Argentina
24.- Delia Pardo - Argentina
25.- Beatriz Muñoz - Argentina
26.- Roberto Fornari - Argentina
27.- Jairo A. Suarez , Presidente, Corporación Colombo cubana Colombo Cubana
28.- Ariiel Osorio Silva , Escritor Colombiano, Rut 14.715.861-0
29.- Raúl del Monte
30.- Cesar Retamales Pezo, Escritor Chileno, Curacautín - Chile
31.- Dr. José Luis Moreno Del Toro. (Holguín, Cuba)
32.- Robin Rey Hernández Rojas. (Holguín, Cuba)
33.- Pablo Emilio Alippi- DNI. 12093012
34.- Patricia Amalia Baños- DNI. 11208687
35.- Carlos A. Toro Ponce, Escritor Miembro Sociedad de Escritores de Chile, Vicuña Chile,
36.- Carlos Barbarito, escritor, Argentina,  DNI 11.020.910
37.- Ernesto R. del Valle - Editor Revista Literaria GUATINí7.-
38.- Leonel Pizarro, La Serena Chile.
39.- María Teresa Jardí Alonso. México. D.F.
40.- Lucinda F. Gomez Arroyo, Profesora, DNI 09661041 PERÚ.
41.-
Lucio Manfredo Lisboa- menbro do Movimento Paulista de Solidariedade a Cuba-São Paulo-Brasil
42.-
Mario A. Benavente Paulsen, Escritor, Docente universitario, exonerado, prisionero en campos de concentración y expulsado del país
43.- Pavel Oyarzún Díaz, Escritor. Punta Arenas, Magallanes, Chile.
44.- Massa, Nora Beatriz- DNI 5.161.703- San Luis- Argentina
45.- Ángela Montero, Escultora, Escritora, Santiago - Chile
46.- Ana Nicolau
Blanco, Escritora
47.- Jorge Gomez Barata . Cuba
48.-
Julio Carmona, (PERÚ). Miembro del Comité de Redacción de la Revista Digital argentina
49.- Francisco Téllez Cancino, RUT 6.784.157-3
50.- Santiago Vasquez Díaz Perú.
51.- Elsa María Ferrazzano, Comerciante, Caiazzo- Caserta- Italia
52.- Salah Ahmine, Managua Nicaragua
53.- Stella Maris Taboro
54.- Byron Javier Picado Molina, Nicaragua
55.- Carlos Anibal Arboleda Martinez, Escritor de Colonia -Uruguay
56.- Luz Marina Guerrero Vargas, Secretaria. Universidad de Los Lagos
57.- Diego Silva Silva. Compositor e Investigador Venezolano
58.- Desde El Repello de Eufrasia, Cuba.
59.- José Repiso Moyano, Escritor, Colombia
60.- Claudio Martines
. músico, cantautor. Valparaíso, Chile
61.-
Marta Speroni
62.- Bartolomé Ponce Castillo, Escritor, Encargado de Relaciones Internacionales, Sociedad de Escritores de Chile, Filial Gabriela Mistral
63.- Carlos Gonzalo, Presidente de ARTISTAS POR LA PAZ. Madrid, España
64.- Alfonso Ossandón Antiquera Coquimbo Chile
65.- Oscar Elfueta, Escritor, Coquimbo Chile
66.- Juan José Araya, Escritor, Ovalle Chile
67.- Felipe Barraza, Estudiante ULS. La Serena Chile
68.- Gabriela Rosas I. Docente Universitaria. Panamá.
69.- Claudio Serrato C. Veterinario. Panamá
70.- Gabriel Coll- Reforestador

 

 

OPINIÓN PERSONAL DE MÁXIMO KINAST

 

HAY DOS VERDADES, como dos caras tiene una misma moneda. Es verdad que la situación de los cubanos en Cuba es mala. Es verdad que su gobierno dice verdades, medias verdades y mentiras, como todos los gobiernos. Es verdad que los cubanos tienen prohibido salir de su país. Es verdad que en Cuba no hay Internet y hay una sola opción para informarse: la oficial.

También es verdad que todo lo malo de Cuba se magnifica y difunde en los mass media. También es verdad que en otros países la vida es peor o puede ser peor que en Cuba, pero el lavado cotidiano de cerebro nos impide criticar o quejarnos... el lavado cotidiano de cerebro, las listas negras y hasta la policía. (Si te ponen la etiqueta de comunista no consigues trabajo en ningún país del mundo libre. En el Perú, por ejemplo, si eres mujer, joven y poeta, vas presa sin juicio por varios meses acusada de terrorista).


PERO HAY UN PERO. No vale eso de mal de muchos, porque es consuelo de tontos. Nada de dos fantasmas o dos bandos. Y no justifica lo malo de uno lo malo del otro. Por ejemplo, combatir el terrorismo con terrorismo iguala a los dos bandos y no justifica a ninguno.


NO SE PUEDE TAPAR EL SOL CON UN DEDO. Si lo que pasa en Cuba es malo, hay que decirlo, denunciarlo y publicarlo, para que se corrija, se rectifique. No basta con decir que no hay niños en Cuba que mueran de hambre. Es hermoso decirlo y que sea verdad... pero no es suficiente.

 

Por eso suscribo la carta de Daniel, sea un revolucionario cubano o un invento de la CIA. Las verdades que dice no se pueden tapar con insultos ni descalificaciones. Y no estoy de acuerdo con la carta de los intelectuales chilenos que aparece más arriba.

 

Cordialmente

Máximo

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres