Blogia
Máximo Kinast Avilés

RECHAZAN PLAN DE MATANZA DE LOBOS MARINOS QUE ELABORA MINISTERIO DE ECONOMÍA

/>

Organizaciones ciudadanas y el Presidente del Senado demandaron No más tráfico ni matanza de estos mamíferos marinos. Elsa Cabrera, directora del Centro de Conservación Cetácea; Juan Carlos Cárdenas, director de Ecoceanos; el Presidente del Senado, senador Guido Girardi; y Cristobal Valenzuela coordinador en Chile de AnimaNaturalis, se sumaron a esta campaña.

En la foto aparecen Elsa Cabrera, directora del Centro de Conservación Cetácea; Juan Carlos Cárdenas, director de Ecoceanos; el Presidente del Senado, senador Guido Girardi; y Cristobal Valenzuela coordinador en Chile de AnimaNaturalis

Santiago de Chile, 27 de octubre del 2011. (Ecoceanos News)-- Ecocéanos, el Centro de Conservación Cetácea, Codeff , AnimaNaturalis y la Ong Internacional Sociedad Mundial para la Protección Animal (WSPA, en siglas inglesas), junto al Presidente del Senado chileno, Guido Girardi, denunciaron que el "Plan de manejo poblacional del lobo marino común (Otaria flavescens) en las costas de Chile", que prepara el Ministerio de Economía y la Subsecretaría de Pesca, contempla la entrega de permisos de caza y cuotas de matanza de esta especie que en Chile tiene protección legal.

Las organizaciones ciudadanas cuestionaron dicho plan gubernamental ya que sería implementado bajo el falso supuesto de la existencia de una sobrepoblación de estos mamíferos que estaría devastando las reservas pesqueras del país. Este supuesto fundamento, haría imperioso la reducción de las poblaciones de esta especie mediante la caza y captura para ser exportados a zoológicos y circos en China, Rusia, Japón y Bahamas.

Según las ONGs, ésta es una medida populista, cruel, destructiva y constituye un grave retroceso a la legislación de protección de la biodiversidad marina. Además, representa una falsa solución a la aguda crisis ambiental, productiva y social que afecta a la pesca artesanal, resultado del colapso y aguda sobreexplotación del 67% de las principales pesquerías nacionales.

Esta impresentable iniciativa busca favorecer la creación de “unidades de negocio” que favorece la exportación de penes y testículos de lobos marinos (“trimming”) al mercado asiático, así como el aumento de las exportaciones de ejemplares vivos a centros de exhibición y entretenimiento internacional. Con esto, este plan involucra a Chile en redes internacionales de tráfico de fauna silvestre.

Con el apoyo de parlamentarios y del Presidente del Senado, las agrupaciones lanzaron la Campaña “S.O.S Lobos Marinos Chile”, que busca asegurar la conservación de esta especie de mamíferos marinos y sus ecosistemas, revisar la actual legislación, estimular la información, educación ambiental y participación pública para impedir la entrega de cuotas de matanza, captura y exportación de lobos marinos a zoológicos y circos marinos internacionales.

Dada la reconocida debilidad del Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) para controlar las costas, las organizaciones denuncian que es altamente probable que se esté abriendo la puerta para la matanza indiscriminada de hembras, crías y reproductores machos de lobos marinos comunes. Pero también corren riesgos las especies que habitan las áreas contiguas a las loberías, como aves y otros mamíferos marinos.

En tanto, funcionarios públicos, algunos dirigentes pesqueros y empresarios salmoneros se encuentran realizando lobby acusando a los lobos marinos de ser un obstáculo para el progreso y el desarrollo exportador del país, afirmando que esta especie estaría generando pérdidas por más de 140 millones de dólares anuales.

POSICIÓN DE CIENTÍFICOS
Frente a la iniciativa de eliminación y captura de estas especies, el biólogo marino Carlos Guerra, Director del Centro Regional de Estudios y Educación Ambiental de la Universidad de Antofagasta advierte que el proceso para validar científicamente una política relacionada con la interacción de lobos marinos con actividades productivas está siendo poco transparente. “Un primer problema que observamos fue que los antecedentes justificatorios indicaban un extraordinario incremento de las poblaciones de lobos en el norte de Chile. No obstante al revisar las metodologías censales, se comparaban dos métodos muy diferentes, lo que inhabilitaba tal comparación y su increíble resultado de incremento poblacional”.

“La respuesta a estas observaciones por parte de los funcionarios de la Subpesca, fue que se habrían hecho los ajustes necesarios y según sus especialistas era posible reconocer tal incremento. No obstante, al reiterar en otras reuniones la justificación del plan, se utilizan nuevamente los resultados ‘no ajustados’ de tales censos. Tampoco se describen con transparencia los procedimientos estadísticos de tales ajustes”, afirmó el especialista.

En tanto, el biólogo marino Eduardo Tarifeño, vicepresidente de la Sociedad Chilena de Ciencias del Mar, “el problema se crea porque no se entiende o no se quiere entender que la acción depredadora del hombre sobre los recursos marinos, es ajena a la forma cómo en los ecosistemas marinos y terrestres se establecen las relaciones naturales entre las especies, resultado de miles de años de interacciones en las cuales el hombre no ha formado parte”.

“Todas estas relaciones están balanceadas armónicamente de tal modo que alteraciones inesperadas (por ejemplo la acción del hombre) produce un desequilibrio o reacomodación de las tramas tróficas. El pretender disminuir los daños con matanzas masivas es una muestra más de la arrogancia del hombre de creerse dueño de la naturaleza y no parte de ella”, preciso Tarifeño, quien además es miembro titular del Consejo Nacional de Pesca.

ACCIÓN CIUDADANA
Las organizaciones ciudadanas lanzaron además la campaña S.O.S Lobos Marinos (www.soslobosmarinoschile.cl) que invita a la ciudadanía a informarse, denunciar y actuar frente al tráfico, captura y matanza de estas especies.

En este contexto, el senador Guido Girardi, presidente del Senado aseguro que “el plan de entrega de cuotas de captura y de matanza se basa en el falso supuesto de la existencia de una plaga de lobos marinos que estaría asolando las reservas pesqueras del país. El peso de la prueba recae sobre el Ministerio de Economía, el cual debe demostrar a los ciudadanos chilenos y a la comunidad internacional que la eliminación de lobos marinos podría solucionar la grave crisis ambiental, productiva y social que afecta a los pescadores artesanales”.

En realidad esta medida busca favorecer “oportunidades de negocio” vinculadas a la exportación de penes y testículos de lobos marinos al mercado asiático (“trimming”) y el tráfico de ejemplares vivos a los zoológicos y circos en China, Rusia, Japón y Bahamas, además de facilitar la expansión de la industria salmonera en el sur del país.

Por su parte, Pedro Arrey Garrido, Director de CODEFF-Concepción afirmo que "CODEFF se suma a esta campaña porque considera que no existen bases técnicas que sustenten la matanza de lobos marinos. Aquí existe un interés comercial por parte de la industria pesquera y salmonicultura nacional. No hay estudios científicos que demuestren que la población de lobos hubiese aumentado”.

“A nivel local CODEFF ha trabajado durante décadas en la defensa de los lobos marinos, sobre todo en lugares como Cobquecura, donde existe una población de esta especie cuyo número poblacional se ha mantenido a la baja y en donde no ha existido una preocupación por su protección por parte de las autoridades competentes durante décadas”.

La organización anunció que a partir de enero de 2012 reanudarán sus trabajos de rescate de cachorros de esta especie.

El médico veterinario Juan Carlos Cárdenas, director del Centro Ecocéanos, señaló que “culpar a los lobos marinos es un intento de desviar la atención pública sobre las responsabilidades de la industria y las administraciones gubernamentales en la destrucción de nuestra biodiversidad marina y el colapso de las pesquerías nacionales. La matanza gubernamental de lobos marinos es una respuesta populista, cruel, inútil y destructiva, sin base técnica ni consistencia científica”.

El director de Ecoceanos afirmó que “exigirán al presidente Piñera detener esta iniciativa impulsada por el ministro Longueira” y que si “no son escuchados” se “buscará apoyo de las organizaciones ciudadanas y consumidores internacionales”.

A las demandas de Ecoceanos también se sumó la organización AnimaNaturalis Internacional, cuyo coordinador en Chile, Cristóbal Valenzuela, dijo que "esta legítima exigencia que se hace al Ministerio de Economía, obedece no solo al daño evidente que se haría a cientos de ejemplares de lobos marinos y a su entorno natural, sino que también, a la falta de evidencias que señalan a esta política como una solución válida para la crisis pesquera. Simplemente, creemos que es absurdo".

Por su parte, Elsa Cabrera, directora ejecutiva del Centro de Conservación Cetácea dijo que "en 2008 el país dio un paso importantísimo en la conservación de nuestra biodiversidad marina al proteger de manera permanente a todas las especies de cetáceos que se encuentran en nuestras aguas jurisdiccionales. Permitir la matanza de lobos marinos es un gran paso atrás que abre espacios para el debilitamiento de las políticas de conservación de mamíferos marinos en Chile y amenaza la ya deteriorada imagen del país en materia ambiental¨.

*****FIN*****

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Luisa -

Gran artículo sobre los lobos marinos, gracias por compartir y pobrecillos!!! http://www.epilobio.com
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres